FMI pagará 4.000 millones de dólares a Argentina

PARÍS: Gravar los beneficios a las empresas que se aprovechan de la inflación: la medida, solicitada específicamente por el PCF y la incumplidora Francia, parece haber sido rechazada por el gobierno, que pide a estas empresas que actúen directamente a favor de los hogares con poder adquisitivo.

Las empresas de energía, TotalEnergies en particular, se ubicaron a la izquierda después de registrar ganancias en fuerte aumento debido al aumento de los precios del petróleo y el gas.

El gigante petrolero vio aumentar sus beneficios un 48% hasta casi los 5.000 millones de euros en el primer trimestre de 2022.

“Si dividimos estos 5.000 millones de euros entre los 18 millones de automovilistas franceses que llevan sus coches al trabajo, se obtienen 100 euros al mes, no 6 céntimos, ni 18 céntimos, sino 100 euros al día. Por tanto, esta cantidad es realmente lo suficientemente grande como para tener ciudadanos para servir masivamente a los accionistas de Total”, protestó el representante de LFI, François Ruffin, el martes en BFMTV.

El jefe de PCF, Fabien Roussel, anunció el miércoles que presentaría un proyecto de ley para “cargar las ganancias de las compañías petroleras” en 2021 y 2022.

En RN, Marine Le Pen también defiende esos impuestos, que considera “justicia social”.

El gigante petrolero no está solo. Engie también registró resultados espectaculares en el primer trimestre, al igual que el armador CMA CGM, cuando los costos de envío se dispararon a medida que el comercio mundial se recuperaba después de la pandemia.

Algunos estados ya están dando el paso. El ultraliberal Reino Unido impuso un impuesto temporal del 25 % sobre las ganancias del gigante petrolero para financiar la ayuda a los hogares menos afortunados al enfrentar la inflación.

E Italia ha decidido recaudar un 25% adicional de los beneficios de las grandes empresas del sector energético.

Incluso la OCDE había estimado a principios de marzo que el gasto para apoyar el poder adquisitivo podría financiarse en parte con “impuestos sobre las ganancias extraordinarias en ciertos países”.

En Francia, el gobierno parece no estar preparado y repite sistemáticamente el compromiso de Emmanuel Macron de no aumentar los impuestos.

Esta “no es necesariamente la mejor solución”, dijo el miércoles el ministro de Economía, Bruno Le Maire, en una entrevista con Echoes.

Un movimiento bastante directo.

La portavoz del gobierno, Olivia Grégoire, dijo en BFMTV que “no se está tomando ningún arbitraje”, y agregó que “estamos viendo, eso suele ser parte de las cosas que estamos discutiendo con la oposición en este momento”.

La estrategia ejecutiva parece convencer a estas grandes empresas de hacer un movimiento voluntario.

“Hubo algunas empresas que obtuvieron ganancias importantes durante la crisis (…) Les pedí que me hicieran una propuesta, y una propuesta fuerte, para que pudieran devolver parte de sus ganancias directamente a Francia”, explica Bruno Le Maire en Cnews.

“Hoy creo que podrían haber hecho más. Después de eso, si eligen no hacer más, sí, asumiremos nuestra responsabilidad”, advirtió.

Para el jefe de Medef, Geoffroy Roux de Bézieux, “los aumentos de impuestos no son la solución”. “Sin embargo, entiendo que a estas empresas se les está pidiendo que hagan el esfuerzo, especialmente en sus precios”, dijo en una entrevista con Les Echos el lunes.

A principios de semana, Bruno le Maire estimó que “todos los esfuerzos (contra la inflación) [pouvait] no confíes solo en el Estado”. Anunció que había pedido al jefe de TotalEnergies, Patrick Pouyanné, que ampliara, o incluso aumentara, el descuento de 10 céntimos de euro por litro que el grupo había decidido dar a los conductores en sus gasolineras.

El llamamiento ha sido escuchado en parte por los grupos petroleros desde que anunciaron el miércoles que subirían de 10 a 12 céntimos de euro los descuentos en los litros de carburante para los automovilistas que repostaran este verano en una de las cerca de 120 estaciones de servicio de la autopista. Sin embargo, este descuento no se aplica a estaciones en áreas rurales.

Además del jefe de TotalEnergies, Bruno Le Maire se reunió recientemente con el jefe de CMA CGM, Rodolphe Saadé, para preguntar si se podría hacer algún esfuerzo sobre el “transporte de materias primas para edificios”, sugiriendo uno al ministerio.

Yessenia Verde

"Típico ninja de la televisión. Amante de la cultura pop. Experto en Internet. Aficionado al alcohol. Aspirante a analista. Aficionado general al tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.