Una sociedad más inclusiva para las nuevas generaciones

Entrevista a Andi Nganso, médico camerunés y evangélico: organizar un festival de la diversidad es una oportunidad para reflexionar sobre la desigualdad social y el fenómeno del racismo que ha aumentado en los últimos dos años

Del 24 al 26 de junio se llevará a cabo en la sala Base, vía Bergognone 34 en Milán, en Festival ciudad buzoconferencia “tres dias”, taller, mostrar para reflexionar sobre temas relacionados con la diversidad. El título elegido este año para el festival, ya en su 5ª edición, es «DescansarQuedarse, existir, devolver». Lo comentamos con su fundador, el Dr. Andi Ngansooriginario de Camerún, miembro de la Iglesia Bautista de Varese, entrevistado por nuestro periódico en enero de 2018 cuando un paciente que llega a una clínica pública se niega a ser examinado por él porque es “negro”.

“Este año decidimos abordar el tema del descanso y la atención de las personas vulnerables: en nuestra sociedad -caracterizada por el racismo sistémico, la masculinidad, la misoginia, los prejuicios- afrodescendientes, mujeres, personas con discapacidad, personas LGBT+, que luchan por encontrar un espacio seguro donde bajar la guardia, descansar bien y recargar energías antes de volver a empezar.Esta dificultad creció durante la pandemia: cuando circuló durante dos años la narrativa de que todo estaba parado y teníamos tiempo para reflexionar sobre nuestros hábitos y comportamientos, parte de la sociedad nunca se detiene. En efecto, durante una pandemia sanitaria, los sujetos “raciales” quedan excluidos del acceso a las vacunas y a la salud, los apátridas no ven mejorar su situación, y los que tienen dificultades para trabajar simplemente no pueden dormir. necesidad de sanar traumas de nuestra generación reactivados por episodios cotidianos de racismo sistémico, que t se despierta cada vez que matan a un joven negro desarmado, al igual que george floyd murió en mayo de 2020, en plena pandemia. Dedicaremos el Festival de este año a todas nuestras almas heridas que necesitan descanso y cuidados».

– ¿Qué pronostican los milaneses para tres días?

«Comenzaremos el viernes 24 de junio con una exposición fotográfica de varios artistas italianos, africanos y americanos; también habrá muchos debates, talleres, eventos musicales y representaciones teatrales. El programa no tendrá una agenda apretada: queremos intentar disfrutar de un descanso de un evento a otro para fomentar la socialización entre los participantes. Finalmente, el domingo habrá una celebración secular (servicios dominicales) compartiendo música y literatura compuesta por jóvenes afros. Este año contamos con la protección del Ministerio de Relaciones Exteriores y Cooperación, las embajadas de Argentina y Cabo Verde, y nuevamente de la Municipalidad de Milán. El nuevo patrocinio de las instituciones de la ciudad nos hace aún más comprometidos para garantizar que los administradores locales escuchen nuestras historias, encuentren perspectivas que a menudo se pasan por alto y abracen la idea de que nuestra luz, a la que muchos y muchos de nosotros somos vulnerables por la historia y la dinámica social , quiere iluminar Milán y sus ciudades, una ciudad más de nuestro país con belleza y justicia».

– Desafortunadamente, los episodios de racismo ocurren todos los días en Italia. Hace unos días en Roma, un taxista se negó a dejar subir a su automóvil al sindicalista de Costa de Marfil Aboubakar Soumahoro, solo para recoger a un cliente blanco…

“Hay que decir inequívocamente que aún queda mucho trabajo por hacer desde el punto de vista legislativo encaminado a incluir antídotos contra la discriminación y el racismo. En mi opinión, uno de los temas prioritarios que se debe implementar es la reforma de la ciudadanía, que es madre de muchas otras batallas: el Estado debe hacer todo lo posible para reformar el sistema que por ley nos sigue discriminando y rechazando como niños. por raza Una vez que se eliminen estos principios racistas, daremos a los muchos afrodescendientes de segunda generación que aman Italia y han decidido vivir allí la oportunidad de planificar su existencia aquí en paz».

– Aunque no queramos admitirlo, nuestro país se ha convertido hoy en día en un país multicultural…

“La cara de Italia ha cambiado a lo largo de los años, pero las instituciones italianas están luchando para aceptar estos cambios y convertirse en aceleradores: será muy poco brindar asistencia a todas las organizaciones que trabajan en el área para colocar a Italia en el lado correcto de la historia en este ¡Este es un gran esfuerzo! Yo mismo soy un ciudadano de facto de Italia pero apátrida, con todas las dificultades que ha causado a nivel personal y profesional».

– ¿Qué te impide rendirte? ¿Qué respalda su compromiso de seguir adelante?

“¡Muchas cosas! Especialmente, ser parte de la historia del “custodio” de los derechos de las personas: cuando pienso en mi abuelo, un pastor evangélico que luchó durante mucho tiempo en su comunidad por referencias a la justicia para los que son menores que él, encuentro la fuerza para seguir adelante. E incluso cuando pienso en mi familia, mis nietos, me dan ánimos para continuar: ojalá los niños pequeños pudieran ser parte de una sociedad menos complicada que la que vivimos hoy. Por supuesto que ya somos el sueño de nuestros antepasados, porque en el camino de los derechos se ha hecho una parte importante de la historia, pero hay que seguir trabajando para que los que vendrán después tengan un mejor futuro. Estamos en medio de este viaje y en esta posición queremos brindar a los jóvenes una sociedad más justa e inclusiva que la actual”.

Martín Baca

"Pionero del café. Analista. Friki de la música en general. Experto en tocino. Organizador devoto. Ninja incurable de Internet. Emprendedor".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.