Una segunda oportunidad para el cine: el cine independiente llega al cine Baretti de Turín

TURÍN. Es fácil decir independiente, pero el verdadero cine independiente ni siquiera termina ahí. Profesional, original, a menudo experimental pero destinado a ser invisible. Para arrebatarlos del olvido, nació en 2014 Torino Underground Cinefest, que del 27 de septiembre al 5 de octubre en Baretti Cinemas cortará la cinta de la 9ª edición. Con el tiempo se ha convertido en un referente internacional, como demuestran las 2091 suscripciones recibidas de todo el mundo. Pero el evento siguió valiéndose exclusivamente de sus propios pies, que luego pasó a ser propiedad de la Asociación Cultural SystemOut y la Universidad Popular ArtInMovimento, quienes lo organizaron.

“Crear un evento independiente de esta magnitud es increíblemente complicado”, explica el fundador y director artístico Mauro Russo Rouge. “De año en año el gasto va aumentando y ahora el presupuesto empieza a ser una figura importante. Hasta ahora no hemos recibido ninguna ayuda de instituciones públicas o de patrocinadores privados, aparte de una pequeña donación de Event Horizon School, la academia de diseño de juegos de Turín. Tenemos que compensar lo que se necesita y, lamentablemente, esto nos obliga a tomar decisiones a veces dolorosas. Lo importante, sin embargo, es que una vez más este año estamos aquí, y en Baretti, nuestra segunda casa».

Habrá 95 películas seleccionadas.Las tres secciones de la competición oficial (premios en metálico) incluyen 11 largometrajes, 14 documentales y 35 cortometrajes. Este año se agregaron tres nuevas secciones: “Italia Showcase” con 10 películas, “Experimental” con 18 películas y “Insane”, que presentó al público 7 títulos atrevidos y poco convencionales; 5 estrenos mundiales, 4 estrenos europeos y 50 estrenos italianos. El programa ofrece 53 horas de proyecciones y numerosos encuentros con directores, con obras de todos los rincones del mundo: de Alemania a Francia, de Gran Bretaña a Estados Unidos, pero también de Australia, Taiwán, Sudáfrica, Brasil, Argentina, Ucrania, China, Irán.

“Creo que demuestra cuánto confían los directores en este festival, eligiéndolo para su estreno internacional”, continuó Russo Rouge. “Saben cuánto creemos en ellos y en su cine intransigente. Son simplemente escritores que a menudo son desconocidos para el público en general pero que no tienen menos talento que los directores principales. Y la calidad del producto está creciendo año tras año. El advenimiento de lo digital le ha dado a cualquiera la oportunidad de expresarse con estilo y grandes ideas, sin tener que tener grandes presupuestos en el pasado».

El amplio espectro de temas que cubren las películas: desde la ira juvenil hasta la tecnología que se rebela contra la humanidad, desde cuestiones homosexuales hasta presiones existenciales. Muchos enfrentan dificultades para amar, como “De alguna manera” de Aki Weisshaus de Alemania, la historia de un hombre de 35 años cuya vida amorosa está congelada por el recuerdo del abuso que sufrió su padre en la infancia.

O el documental israelí Smadar, protagonizado por un excéntrico sastre de Haifa que odia a los hombres y que regularmente es víctima de relaciones turbulentas y sin éxito. O el corto «Tundra» del cubano José Luis Aparicio (presentado en el pasado Sundance), donde un Walfrido esquivo persigue a una misteriosa mujer que se le aparece en sueños, acechándolo.

Si es demasiado pronto para ver un impacto en las películas de guerra en Ucrania, no faltan el nerviosismo y el temor, cayendo en una vena muy diferente al horror de la taquilla. Este es el caso de “Wulver’s Stane” del director (y taxidermista) estadounidense Joe Cornelison: visualmente deslumbrante, hipnotizante, surrealista, es la historia de una mujer que intenta enterrar sus sueños sangrientos detrás de una poción que altera la mente. O “The Black Lodge” del neoyorquino Michael McQuilken, ambientada en una dimensión paralela suspendida entre la muerte y el renacimiento, donde un escritor atormentado se ve obligado a enfrentarse a los demonios de un personaje que él mismo creó. Programa completo en tucfest. com, con entradas con figuras políticas (3 euros) ya disponibles en https://filmfreeway. com/TUCFEST/boletos.

León Enrique

"Fanático incurable del alcohol. Orgulloso practicante de la web. Aspirante a jugador. Aficionado a la música. Explorador".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.