Regates y goles en el Catania argentino: los primeros años de Italia ‘Papu’ Gómez

cuando en julio de 2010 Catania anunciar la compra Alejandro Gómez de San Lorenzo, la asociación con el éxito de ese verano, Alejandro Shakira, disparó automáticamente. Sin embargo, poco se sabe del bonaerense de 22 años, a pesar de haber acumulado más de 100 partidos y 20 goles en la Primera División de Argentina y haber ganado el Mundial Sub-20 tres años antes en una selección que podría contar, entre otros. . , también sobre Sergio Agüero, Ángel Di María y Mauro Zárate.

Hablamos muy bien del hombrecito, que mide apenas 1 metro y 65 centímetros y siempre es apodado ‘Papu’, diminutivo de ‘Papuchi’ con el que cariñosamente lo llama su madre.

El Catania, convocado por quinta temporada consecutiva en la Serie A, acaba de ver la marcha de Sinisa Mihajlovic -que se ha marchado a la Fiorentina- y de Marco Giampaolo, sancionado casi un año tras fijarse una excepción en el Siena, llamado en para reemplazarlo. .

Además de Mihajlovic, durante ese verano Catania también vio la marcha de ‘Malacca’ Martínez, quien era considerado la estrella del equipo y se fue a la Juventus por 12 millones de euros. Sin embargo, en manos de Giampaolo, Maxi López y Peppe Mascara siguen siendo una plantilla muy respetada.

El primer impacto del ‘Papu’ Gómez con un gran fútbol llegó el 18 de septiembre: Giampaolo lo subió al banquillo por primera vez en la tercera jornada, cuando el Catania era invitado del Milan en el San Siro. El argentino vio desde el banquillo el gol de Ciro Capuano y el empate de Pippo Inzaghi para poner el 1-1. Mientras se quede y mire los 90 minutos completos, uno para ‘Papu’ seguirá siendo una noche mágica.

El debut, y mucho menos como titular, llegó cuatro días después: el miércoles 22 de septiembre en “Massimino” llegó Cesena y los rossazzurri les ganaron por 2-0. Para Gómez será el primero en 111 partidos con la camiseta del Catania. Tras conseguir la primera asistencia, pasó menos de un mes para celebrar el primer gol, de nuevo en ‘Massimino’. El Napoli de Mazzarri llegaba al Catania que acabaría la temporada en la 3ª posición y fue el ‘Matador’ de Cavani el que congeló a Massimino en el 39. Sin embargo, mediada la segunda parte, Gómez remató un centro desde la izquierda de Ricchiuti y encontró el gol de la victoria. de la desviación que no se salió del camino, salió a De Sanctis y mejoró el 1-1. Su alegría fue desahogada y compartida entre los seis argentinos de camiseta roja y azul que en ese momento compartían cancha con él. Sobre los hombros de ‘Papu’ está el número 17 y no el número 10 que quería Gómez como homenaje a su ídolo Alessandro Del Piero. En Catania, sin embargo, el 10 lo ocupa el ‘Pitu’ Barrientos que, pese a seguir al margen del equipo, no entrega el número que todo argentino más ansía.

Ese Catania, sin embargo, a pesar de las cualidades extremas de las que disponía, empezó a cojear, luchando por encontrar con continuidad su camino hacia la red. En el primer partido con la Juve de Del Piero, Gómez no se conformó con desafiar al capitán de la Juventus: Giampaolo llamó ‘Papu’ al banquillo en el 71′, Del Piero entró diez minutos después. Después de marcarle al Napoli, Gómez se llevó la satisfacción de marcar también para el Inter: era el último partido de la primera parte y su disparo desde cerca le dio la ventaja a los locales. Será un doblete de otro argentino, Cambiasso, para desperdiciar la marca.

Sin embargo, desde enero de 2011, Catania vive una revolución: Mascara se traslada a Napoli y Giampaolo es despedido. Al banquillo del Etna llegó un argentino -ni que decir-, era el ‘Cholo’ Simeone que había compartido con Gómez su aventura en San Lorenzo.

Una polémica aventura para el ‘Papu’ que, si bien deslumbró sobre el césped, nunca fue del todo apreciado por su afición, que le acusó de apoyar a Independiente. En el partido ante Independiente, pues, ‘Papu’ había cobrado tarjeta roja y su propia afición incluso alabó la elección del árbitro. “¡No me lo puedo creer!”, repetía entre lágrimas el ‘Papu’, consolado por Diego Simeone que, como siempre, se había puesto del lado de la espada al costado.

A Catania también llegaron Lodi, Schelotto y Bergessio, junto a Simeone, el exitoso trío de jugadores que permitió al Etna cerrar la temporada en el puesto 13. Gómez tendrá tiempo de marcar dos goles más.

Su tercera temporada llegó justo frente a Del Piero: en el Olimpico de Turín, el número 10 de la Juventus había marcado dos veces, lo que permitió a los bianconeri cerrar la primera parte con una ventaja de 2-0. Pero en la final, un gol de ‘Papu’ reabrió el partido, que Francesco Lodi igualó con una obra maestra de falta directa en el 95′.

La perla final, en cambio, fue de una rara belleza y llegó en su último suspiro en la penúltima jornada del campeonato ante la Roma: fue el gol que marcó el 2-1 definitivo y que llegó pocos días después de una jornada inolvidable. para Gómez. El domingo anterior, Catania había conquistado la eternidad de las matemáticas en la Serie A al ganar en el campo del Brescia y, gracias a la derrota de la Sampdoria ante el Génova, tuvo la oportunidad de celebrar la seguridad a bordo justo con el pitido final del derbi de la Linterna.

Esa noche, sin embargo, las celebraciones también continuaron en Catania y lo peor fue… el Porsche de Alejandro Gómez.

“A Maxi López le encantan los autos de carrera y me hizo comprar un Porsche. dijo años después en Argentina – Fue el mayor error de mi vida. Después de vencer al Brescia y conquistar la seguridad, nada más llegar a Catania, fuimos a celebrar nuestra salvación jugando a los bolos todavía con la indumentaria deportiva del club. Pero después de beber dos o tres veces, decidí irme a casa sin sentirme bien. Recogí el Porsche que compré hace tres meses, pero tan pronto como salí, en la primera curva me salí de la carretera y aplasté el Porsche. Por suerte no hice nada, llamé a Mariano Izco que me llevó a casa. Cuando llegó al lugar del accidente, lo abracé como si fuera mi padre”.

“Desde entonces ya no maneja un auto deportivo, solo un auto pequeño”, El propio Izco lo confirmó en una entrevista con Itasportpress.

Al final de esa temporada, Simeone dejó Catania para regresar a Argentina: solo un breve respiro antes del vuelo final al Atlético de Madrid. Al frente del conjunto rossazzurra llega Vincenzo Montella que, en todas sus cualidades de 4-3-3, potencia aún más las características de Gómez.

Con Aeroplanino en el banquillo, Barrientos y dos pequeños argentinos también exaltaron -por fin- agasajar a amigos y público. Al final de esa temporada Catania, para toda la “pequeña Barcelona”, cerró en el puesto 11, Gómez anotó 4 goles más y llamó la atención de grandes nombres de la liga, especialmente del Inter.

Pulvirenti y Lo Monaco, sin embargo, tras vender a Silvestre y Maxi López, consiguieron asegurar una temporada más al ‘Papu’, también en el centro del proyecto con Rolando Maran, llamado a sustituir a Montella. El fútbol de Maran siguió en todos los aspectos a sus antecesores y el Catania voló hasta octavos e incluso tras soñar con un puesto europeo. Gómez tuvo una temporada de ensueño, anotó 8 goles y complació a la multitud con su aceleración y regate de alta velocidad.

El último gol del ‘Papu’ llegó el 11 de mayo de 2013: llegó Pescara al “Massimino” y Catania ganó 1-0, gracias a su gol. El triunfo supuso un récord histórico de puntos y, al final del partido -el último partido en casa de la temporada-, el equipo vivió una fiesta interminable con su afición. Aún hoy, era una noche de celebración final para un equipo que, desde entonces, sufría el descenso a la Serie B, la vergüenza de los “Trenes Gol” con el consiguiente descenso a la Serie C y un gran lío. número de registro histórico.

Ese, como se mencionó, será el último partido como jugador de Catania en ‘Massimino’ para Papu Gómez que, después de su participación 111 acumulada en la última jornada del campeonato ante Turín, fue llamado a hacer las maletas. El interés del Atlético de Madrid por el ‘Cholo’ era fuerte en él, pero el nicho del club español y no hizo la oferta adecuada, de ahí que el Inter pisó: Stramaccioni estaba decidido a enfocarse en el ‘Papu’, pero el ‘Inter, por lo demás, está Sin estar seguro de volver a apostar por Stramaccioni, llegó Mazzarri y no se hizo nada con el asunto Gómez.

En agosto hizo acto de presencia el Metalist de Kharkiv, el club ucraniano clasificado para la próxima edición de la Champions League. La oferta de 7 millones fue considerada satisfactoria por Catania y convenció también al jugador, tentado por la aventura en la competición más prestigiosa de Europa.

Sin embargo, a pocos días de fichar por el club ucraniano, el ‘Papu’ recibió una ducha fría: Metalist fue expulsado de la Copa de Europa por supuesto amaño de partidos y, por si fuera poco, en Ucrania se libra una guerra que complica el día a día. vida. Pese a una buena temporada en cuanto a rendimiento personal, Gómez pedía y ganaba por la venta y el regreso a Italia: el Catania acababa de descender a la Serie B y la puerta del Atalanta estaba abierta de par en par para el ‘Papu’. Donde escribirá más páginas de historia.

Yessenia Verde

"Típico ninja de la televisión. Amante de la cultura pop. Experto en Internet. Aficionado al alcohol. Aspirante a analista. Aficionado general al tocino".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.