Reforma de pensiones: opciones para salir a los 62, 63 y 64 años

Tras la reunión del martes 16, se abrirá oficialmente el telón de la mesa de los interlocutores sociales del gobierno convocada para identificar nuevas reformas previsionales, que se elaborará a la luz de la presentación del Documento Económico Financiero (Def) en abril. Y entra en vigor el 1 de enero de 2023.

La nueva estructura de pensiones debe seguir tomando como modelo la ley Fornero pero con la adición de un mecanismo de salida anticipada flexible, en realidad anclado, sin embargo, al sistema de cálculo de la contribución alimenticia. Un “pago inicial de cotización” para todos, en el que los que se van primero serán “castigados” con respecto al actual sistema “mixto” (donde hay una parte del salario). Sobre la mesa ya hay unas hipótesis iniciales para salir con 64, 63 y 62 años.

64 años y 20 opciones de pago

Entre las hipótesis que han valorado los técnicos del Ministerio de Economía, y también incluidas en el trabajo final de la Comisión Técnica sobre la reforma de la seguridad social formada hace tres años por la entonces ministra de Mano de Obra Nunzia Catalfo, está la de permitir la jubilación anticipada. . , recalculado en la configuración de cotización, con una edad mínima de 64 años y cotización de 20 años después de alcanzar un monto mensual igual a 1,5-2,5 el monto mensual de las prestaciones sociales.

Esta solución estaba prevista en realidad por la ley de Fornero, pero sólo para los sujetos plenamente “coadyuvantes” (aquellos que comenzaron a trabajar después del 31 de diciembre de 1995). El mismo canal será utilizable, pero en forma de aporte total, incluso para los trabajadores que todavía están en parte en “asalariados”.

Posible salida con 62 años y 25 aportaciones

La opción de reelaboración “64 + 20” es una opción con un límite de edad mínimo de 62 años, puede ir acompañada de un requisito de cotización ligeramente superior, por ejemplo, 25 años. Una solución por la cual se reconocería la solicitud del sindicato de permitir la jubilación anticipada a partir de los 62 años, aunque solo sea parcialmente, aunque en este caso todos los cheques se recalcularían con “aportes”.

Jacobo Briones

"Introvertido certificado. Fanático de Internet devoto. Alborotador sutilmente encantador. Pensador".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.