Porto Torres, incursiones y vivacs en estaciones marítimas: medidas anti-degradación tomadas

Redadas nocturnas, vivacs, vandalismo y persistentes acciones destructivas en la estación marítima “Nino Pala”: la administración del municipio de Porto Torres se refugió y preparó reglamentos sobre nuevas medidas anti-degradación, reglas para regular el acceso al edificio.

El objetivo es proteger los bienes públicos durante muchos años en el punto de mira de los intrusos, que no han ingresado en su totalidad al patrimonio inmobiliario del organismo.

La medida del alcalde, Massimo Mulas, establece nuevas reglas para quienes deben acceder a la estación. El texto dice: “Está prohibido bivocar, sentarse, acostarse y detenerse, consumir alimentos, detenerse y permanecer, incluso individualmente en el área”. El estacionamiento solo está permitido para pasajeros con documentos de viaje y acompañantes. Los menores de edad que no estén acompañados por al menos uno de sus padres o que ejerzan la patria potestad no podrán vivir allí por ningún motivo. Asimismo, está prohibido distribuir residuos de alimentos y bebidas u otros materiales de desecho, ocupar edificios y lugares destinados a la recepción y estacionamiento de pasajeros como lugares de entretenimiento y vivacs o realizar otras actividades que no sean acordes con su conservación. Finalmente, está prohibido manchar y dañar los edificios públicos y privados con escritos, dibujos y otras cosas que puedan causar daños.

Sanciones graves para quienes infrinjan lo dispuesto en la normativa: multa de 25 a 500 euros, con posibilidad de solicitar nuevas actuaciones al órgano superior competente.

En caso de vandalismo, los infractores aún deben devolver las instalaciones por su propia cuenta.

© Todos los derechos reservados

Gregorio Estremera

"Pionero de Internet. Alborotador. Apasionado amante del alcohol. Defensor de la cerveza. Zombie ninja".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.