Juan Grabois redobló la apuesta tras su duro discurso: “Prefiero hablar ahora y no cuando empiecen los saqueos”

El titular del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) respaldó sus palabras tras asegurar que podría correr “sangre en el camino” si el Gobierno no reacciona, tras impulsar este miércoles una jornada de disidencia que cerró con un brutal discurso en el que condenaba a Alberto Fernández y se le acercaba para realizar la reparación fundamental general, Juan Grabois aumentaba la apuesta en una entrevista televisiva.

“Me gusta expresar estas cosas ahora y no arrepentirme mientras empieza el robo”, comunicó el titular del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) en diálogo con C5N y aseguró que el estallido social podría darse en “semanas”. o meses”.

“Las administraciones estatales que salieron inapropiadas cayeron por malestar social”, continuó, y agregó que “para que haya solidez política, debe haber confiabilidad monetaria, y para que haya seguridad financiera, debe haber fortaleza social. Así lo dijo Evo Morales”.

En ese sentido, aseveró que “es básicamente imposible que exista esa [estabilidad social] con estos grados de necesidad en desarrollo y la ausencia de respuesta con estimaciones sociales por parte del Gobierno”. Visiblemente irritado, agregó: “En lo que a mí respecta, esta afirmación al estilo de [Margaret] Thatcher que decía ‘no podría haber una forma alternativa’, ¿cómo es que no hay una forma alternativa? ¿Cuántos millones de dólares hay en el ¿silobags? ¿No se imaginan nada por esa fortuna que hay en el lugar que es conocido por nuestro país para convertirse en almacenes del Banco Central?”. Entonces, en ese punto, escrutó una vez más a Fernández. “El presidente necesita sentir la tensión de los pobres, no de los ricos. Esto es basura. Él hace lo que necesitan”. Según él, la autoridad pública “desde hace poco no está dispuesta a hacer lo que se debe hacer por temor a áreas específicas, que no son las famosas. No es miedo o necesidad, es miedo y conformidad. .

Análisis del Gobierno
“Todo vale en este país menos molestar a la gente”, prosiguió. Estaban en una celebración de cumpleaños, pero terminó. Permítales comenzar a pedir cosas cambiando arriba, no abajo. Actualmente hay un cambio súper duradero en las áreas conocidas, en la base de jubilados, pobres y trabajadores eventuales”.

“En caso de que no haya tensión en las áreas famosas y de asociación, la autoridad pública tomará decisiones terribles, como lo ha hecho hasta ahora. Siempre una decisión terrible porque era importante adaptarse a otras personas que no eran las personas que decidieron a favor de él. Ninguna administración en la historia argentina dejó de construir los salarios más bajos permitidos por la ley, los beneficios o poner un salario partidario para las áreas famosas, una inversa notable “, dijo.

Sobre la emergencia financiera dijo: “Hay dos métodos para atender la carencia: uno es no aportar y el otro es juntar más. Hay 14.000 millones de pavos tirados en el campo y lo que toca la fibra sensible es ganar ¿Algo para ellos? No se les ocurre nada.

Con énfasis en impulsar el campo para vender los granos, dijo: “¿No saben cómo presionar a la gente súper rica de Argentina? ¿A las organizaciones cerealistas y a los terratenientes que tienen los silobolsas? En el momento en que el presidente requiere una batalla por el reordenamiento de la abundancia con una dirección razonable, todos lo ayudaremos. El tema es que él no está exigiendo eso, no está luchando para levantar más”.

“El tema es que aquí no hay un proyecto de nación, eso aquí está claro. Pero no pedimos eso, Alberto, sino que haya menos gente necesitada y luego unos y mejores puestos. Las magníficas cifras que muestran están entre las posiciones más tambaleantes que han existido en la Argentina últimamente”, abordó.

En cuanto a eso, consideró que “es muy complicado”: “Siempre hemos tenido problemas. ¿Es cierto que lo arreglaremos ahora? No, ahora tenemos que intentar bancarizar la solución, pero no a expensas de anhelo de los individuos. Las medidas fenomenales que se hacen son por movida o por descuido. Matar de hambre a los individuos es una medida por defecto. Es algo muy parecido a ponerle la gorra a los individuos y no a los que tienen 14.000 millones de dólares en granos”.

En cuanto a eso, dijo que “es una situación innegable” ante la remota posibilidad de que los niveles de indigencia sigan aumentando. “El desmoronamiento de las compras del centro y las clases bajas está provocando una pauperización absoluta”, dijo.

Escudriñando las asociaciones, Cristina Kirchner y Martín Guzmán
Grabois también tuvo dardos para las asociaciones: “No veo cómo le aclaran a la gente que le hicieron cinco paros a Cristina [Kirchner], cuatro a [Mauricio] Macri y ahora todo es una joya, no pasa nada. Los trabajadores no tienen ningún problema”. , los representantes están bien por cierto”.

Aconsejado por el VP, dijo que su relación “en general es excelente”, pero actualmente lo es “en otro sentido”. “Estoy interesado en centrarme en el punto en particular. Hay un problema que los líderes políticos increíbles de la nación deben determinar que no se está resolviendo”.

En ese sentido, agregó: “[Cristina] no tiene ojo para levantar y venir, esa es su obligación. Ella tiene entonces el valor de haber construido la metodología para sacar a Macri. Eso hay que medirlo, yo no”. No pretendo saberlo todo. Actualmente estoy viendo una situación frenética, por lo que lo que sucedió hace mucho tiempo me preocupa mentalmente o mentalmente, pero en la vida cotidiana lo que la gente solicita son medidas sustanciales, no aclaraciones verificables sobre por qué las cosas sucedieron de esa manera. en que lo hicieron”.

“Si miras los récords de superación humana, Bolivia se está volviendo argentina y Argentina se está volviendo boliviana. ¿De quién es la obligación?”, se preguntó, antes de escudriñar la gestión de Martín Guzmán al frente del Ministerio de Economía: “No tiene camino, preparación política, ni conciencia con la gente. La persona va, hace lo suyo, deja a todo el mundo en el culo y es gratis.

Con respecto a Batakis, eso es lo que dijo “ella asume una obligación institucional”. “No haré batakisología. Me hubiera encantado que se moviera de otra manera hacia el caso. Que diga ‘No haré ninguna extensión financiera, desviaré la colección y el gasto’.

“Si la emergencia la pagan los pobres, la autoridad pública deja de ser conocida, se convierte en otra cosa. No es lo que votamos. Los agresores no pusieron una especie con el fin de que la indigencia aumente -condenó-. “. Para que haya equilibrio monetario, hay que meter la mano en el bolsillo del 1% y sacar el que se llevan sin importarle a nadie. Hay que hacer eso. La idea de un gobierno famoso es plantar cara a las concentraciones concentradas de influencia financiera para reasignar la abundancia que, por los elementos de la empresa privada, se concentra allá arriba. Si no hace eso, es otra cosa”.

Además, agregó: “Están empujando a los individuos a una circunstancia repugnante, que se puede solucionar con un derrumbe de la textura social, que ha ocurrido últimamente, envilecimiento, corrupción, corrupción, o con un estallido. Además, no me doy cuenta lo cual es más terrible. También se puede arreglar con una administración que empieza a hacer todo lo posible para atender los asuntos de los individuos. Al área confidencial, pague algo más, ya que no fue tan grave para ellos”.

“Podemos exponer nuestros cuerpos para nuestros familiares. Veo que no queda tiempo y que el Gobierno no responde. De esta manera, lo que estamos tratando de hacer es ayudarlo a comprender que, para cumplir con la Constitución y con la orden para la que fue elegido, debe hacer todo lo posible para abordar los problemas de los jubilados más desafortunados, de los trabajadores del área pública y de los más desafortunados privados y de las áreas de la economía famosa y casual. la crisis] van? Hasta que responden”, cerró.

El discurso cuestionable
Grabois impulsó el miércoles una jornada de disidencia con más de 50 mítines y barreras en todo el país para pedir la ejecución de una indemnización fundamental generalizada que llegue a cerca de 7.000.000 de pobres y empobrecidos. En esa singular circunstancia, le envió puntos de fuerza a la Presidenta: “No salgas a decirnos que tenemos que tranquilizar a los sectores empresariales: ven y tranquilízanos, que aquí hay unos cuantos gauchos y gauchas”. quien va a pasar nuestra sangre en el camino para que esta ansia no siga en la Argentina”.

“Es excepcionalmente simple, Alberto, el caso es extremadamente sencillo”, prosiguió. Alberto, que básicamente no estamos por debajo del umbral de la pobreza. ¡Mira a lo que llegamos, para pedirte que no tengas una miseria escandalosa en quizás el país más extravagante del planeta! En el caso de que sea absolutamente imposible para nosotros escapar de la indigencia, ¡esencialmente no hay indigentes! “, él gritó.

Apartado, el pionero cerró su análisis de Fernández: “¿Para qué te pusimos ahí? Para que haya menos miseria, ¡no con el fin de que haya otra cosa! ¡Es matemática, hermano! Es más, en caso de que puedas prescindir de la compensación generalizada, desarrollar algo diferente, inventar una propuesta superior! “.

Jacobo Briones

"Introvertido certificado. Fanático de Internet devoto. Alborotador sutilmente encantador. Pensador".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.