Enorme incendio arrasa el noreste de Argentina

Los incendios masivos han dañado cientos de miles de hectáreas de cultivos y pastizales durante varias semanas en la provincia de Corrientes, en el noreste de Argentina, causando graves daños ambientales y cuantiosas pérdidas económicas, según expertos y autoridades. . Un informe reciente del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), del 7 de febrero, estimó que 520.000 hectáreas de pastizales y cultivos, o alrededor del 6% de la superficie de la provincia, se encuentran afectadas. Los incendios arden a diario, consumen miles de hectáreas, y el humo que emiten no permite mediciones satelitales actualizadas.

“Consumidas a razón de 20.000 hectáreas por día, hoy necesitamos 700.000 hectáreas. No hay precedentes históricos”., dijo a la AFP Nicolás Carlino, agricultor miembro de la Confederación de Cooperativas Agropecuarias de Corrientes (Coninagro). La organización estimó el martes que se perdieron al menos $4,2 millones en el cultivo tradicional de yerba mate, $44,6 millones en el cultivo de arroz y se mataron al menos 70.000 cabezas de ganado. El Servicio Nacional de Manejo de Incendios dijo el miércoles que los bomberos, con el apoyo del Ejército y la Fuerza Aérea, están combatiendo seis grandes incendios activos.

Los primeros incendios reportados a mediados de diciembre se extendieron debido a la extrema sequía que se presentó a mediados de noviembre. La provincia de Corrientes, que se encuentra entre los ríos Paraná y Uruguay, recibe actualmente de 10 a 15 milímetros de lluvia, mientras que el promedio de esta temporada es de 200 milímetros. La humedad en el aire es solo del 15 %, mientras que tradicionalmente ronda el 70 %, señala Nicolás Carlino. El Servicio Meteorológico Nacional espera solo lluvias ligeras a partir del domingo.

Un defensor ambiental correntino, Luis Martínez, cuestionado “la deforestación, la desertificación y el uso de la tierra, que actualmente se combinan con los nuevos patrones de lluvias debido al cambio climático”. el castiga “imprudencia” quema quema para renovar la pradera, que no se controla y propaga el fuego. Según Luis Martínez, Corrientes ha perdido el 60% de sus humedales, el 40% de sus pastizales y unas 23.000 hectáreas de bosque nativo. Dijo que temía el impacto de estos incendios en los animales salvajes y ciertas especies de aves y reptiles que podrían estar al borde de la extinción.

León Enrique

"Fanático incurable del alcohol. Orgulloso practicante de la web. Aspirante a jugador. Aficionado a la música. Explorador".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.