Con la llegada de Messi, la pasión de Argentina en París siempre es más fuerte

París vive con ritmo de “Messimania” desde que Lionel Messi decidió en agosto fichar por el PSG tras 21 años en el FC Barcelona.

“El embajador N.1 de Argentina en el mundo es Leo”, explica el entrenador del París, Mauricio Pochettino, quien, al igual que Messi, es oriundo de la región de Rosario (Oriente Medio).

Para los argentinos que viven en París es como si un “extraterrestre” hubiera venido a visitarlos, se ríe Carlos Muguruza, dueño del restaurante Volver, uno de los comedores de los jugadores de París desde hace diez años.

París al aire Buenos Aires

Cuando se anunció el traspaso, el dueño del restaurante primero creyó en el “engaño”.

“Esto crea su propio encanto. Esto es lo mejor que hemos vivido en un año y medio durante una pandemia, durante una pandemia”, está seguro.

De hecho, si Buenos Aires a veces se llama el París de América del Sur, París ahora tiene la sensación de Buenos Aires en Europa.

Además de Messi, la presencia de Ángel Di María, Leandro Paredes, Mauro Icardi y el técnico Mauricio Pochettino hacen del PSG un club con un extraordinario colorido argentino.

“No sé por qué, pero al argentino le fue bien en París, hubo una buena ósmosis”, apunta Gonzalo Quesada, entrenador del Stade Français de Argentina… en rugby.

“Con algunos coincidimos mucho. De momento, más con Icardi. Tenemos la misma pasión, como los caballos”, continuó.

Su amistad perpetúa el espíritu de la comunidad deportiva argentina a la que le encanta reunirse alrededor del “asado”, un asado local. Javier Pastore y Ezequiel Lavezzi ayudaron a lanzar el movimiento a principios de la década pasada.

“No he podido reunirme (otros argentinos, nota del editor), en el confinamiento es difícil conocernos”, admite Pochettino, que llegó en enero.

LEE TAMBIÉN: Mira el primer gol de Messi con el PSG ante el Manchester City en la Champions League

Argentina mira a París

Hoy, el país de 45 millones de personas, y casi la misma cantidad de fanáticos del fútbol, ​​se concentra en el Parque de los Príncipes.

Los expatriados que viven en el área de París, unos 16.000 de los 20.000 que viven en Francia, ya se han beneficiado del “show de Messi”.

“Fue una locura cuando vino. Estábamos todos muy felices de verlo en París”, testifica Paulina Buyatti, quien trabajó de cerca con varios medios argentinos en el momento de fichar al ídolo Rosario.

“Fue una emoción especial” verlo jugar, dijo Andrés Gagliano, que vivió la primera aparición de Messi en la grada del Parc, ante el Lyon (2-1), con la camiseta de la selección argentina.

200 años de amistad

“Trataré de ver todos los partidos” por televisión o en el estadio, continuó este hincha de Boca Juniors, ingeniero biomédico, quien notó que sus compañeros preguntaban más por su país de origen.

Fuera de la cancha deportiva, “hay un gesto de empatía que acentúa el país”, dijo Leonardo Costantino, embajador de Argentina en Francia.

“Francia y Argentina son 200 años de amistad, a nivel político, cultural, deportivo o científico”, explicó.

El diplomático conoció a Messi tras la presentación de los jugadores al público el pasado 14 de agosto, al margen del PSG-Estrasburgo. “Tenía la humildad de un gran hombre. Era más que un jugador de fútbol. Nos inspiraba con su increíble talento”, recuerda.

En una de las capitales gastronómicas del mundo, “Pulga” ha destacado las especialidades argentinas que le encantan, como el mate, una infusión tradicional.

“Realmente lo sentimos, la gente viene a pedir la misma bebida que bebe Messi”, señala Enrique Zanoni, cofundador del restaurante Clásico Argentino, quien le guiñó el ojo al número de Messi con una oferta de 30 empanadas para la primera superestrella. Partido de la Liga de Campeones: un guiño al número 30 en la camiseta de Messi.

Carlos Muguruza, se prepara para recibir este fenómeno en su restaurante. “Es la humildad en persona. ¿Qué te gustaría servirle? Buen trozo de carne para compartir, buenas papas fritas, salsa chimichurri, cosas sencillas”.

Jacobo Briones

"Introvertido certificado. Fanático de Internet devoto. Alborotador sutilmente encantador. Pensador".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.