Berlocq, Italia de corazón: “No hay nada como Sinners”

No es un campeón de portada, pero es un jugador ejemplar. Lo cual, en cierto modo, es aún más importante. Carlos Berlocq, de 39 años, ex número 37 de la ATP y ganador de dos títulos de grandes circuitos, se clasificó hoy al otro lado de la valla. El argentino se mantiene en el mundo del tenis como entrenador, en especial su compatriota Tomás Martín Etcheverry, de 23 años, ocupa actualmente el puesto 86 en el mundo. Una persona que en el pasado también ha pasado por Italia, se entrenó durante un tiempo junto a Marches Gianluigi Quinzi en el césped de Foligno, a las órdenes fabio gorietti y su personal.

Al igual que su entrenador, Etcheverry (72 en el ranking) es un hombre que ha luchado durante tanto tiempo. ¿Un ejemplo? En los cuartos de final del Challenger Five, hace dos semanas, venció 7-6 6-7 7-5 a su compatriota Renzo Olivo tras cuatro horas 17 minutos de tenis. Luego volvió a la cancha al día siguiente y permaneció en la cancha casi tres horas, esta vez perdiendo ante Camilo Ugo Carabelli. “Tomás, obviamente Berlocq, es alguien que tiene cualidades importantes, pero ahora no tiene que preocuparse demasiado por ganar o perder. Incluso cuando pierde, tratamos de analizar claramente lo que pasó, para entender dónde trabajar”.

Para Berlocq, Italia no es un país como los demás. Como jugador ha ganado mucho en nuestros Challengers. Y en particular Turín en 2005, el primero de la lista, cambió su carrera. “Allí entendí que podía llegar a un buen nivel, entendí que mis ambiciones estaban bien fundadas”. Luego vinieron los Cordenon, Napoli, Barletta, Turín otra vez (dos veces más), Reggio Emilia, San Benedetto, Todi (dos veces), Palermo. En total, once victorias. El prólogo de dos éxitos ATP, en Bastad y Oeiras, en 2013 y 2014. No hay nadie mejor que él, entre los extranjeros, para opinar sobre el movimiento tricolor.

“Italia es ahora un modelo para todos en el mundo -explicó-, pero así era antes de que llegara esta generación de extraordinarios jugadores de alto nivel. La capacidad organizativa es un factor fundamental, y todos los Challengers que he vivido de primera mano, han conseguido que muchos jóvenes puedan adquirir experiencia sin gastar de más. El circuito italiano también se ha vuelto popular en otros lugares, incluso en Argentina. Por eso muchos eligen Italia para entrenar”.

Los años de victoria de Berlocq siguen siendo años de construcción. Ahora ha llegado el tiempo de la cosecha. “Para mí -continuó el técnico sudamericano- fue aún más impresionante Jannik el pecador. Tanto por su calidad técnica como por su calidad humana. Pasar tiempo con él siempre ayuda: mantiene cualquier conversación y la hace divertida. Técnicamente, he visto a pocos jugadores golpear la pelota como él. El único que me viene a la mente es Juan Martín Del Potro. Creo que los dos tienen mucho en común”.

Sin embargo, no solo Sinner. Están Berrettini, Sonego, Musetti, otros que llegarán pronto como Zeppieri, Cobolli, Passaro y Nardi. Hay tanta abundancia porque la Federación ha trabajado de la manera correcta, colaborando con entrenadores personales y dejando que los jugadores se desarrollen sin presión. y sin prisas. Así que habéis construido un futuro increíble, donde la satisfacción seguirá llegando durante mucho tiempo, teniendo en cuenta que estamos hablando de muchos jugadores jóvenes, al principio de sus carreras”.

Si el argentino es un fanático del trabajo y está obsesionado con los detalles, está claro que puede identificarse con quienes, de alguna manera, están tratando de seguir el mismo camino. “Me encuentro en Lorenzo Sonego, aunque tenga características ligeramente diferentes a las mías. Lorenzo lucha a veces, necesita luchar pero al final dio todo lo que tenía. ¿Episodio con Nadal en Wimbledon? Me sorprendió, porque a diferencia de Rafa que protestó así, pensé que se daría cuenta de que se había equivocado. En pocas palabras, el grito que acompañó al puñetazo fue necesario para algunos jugadores., es algo que viene naturalmente y ayuda con la respiración. Nadie, que yo sepa, es molesto, aunque es normal que algunas personas molesten más que otras. Mucha gente se ha quejado conmigo, y también Murray y Cilic. Pero a lo sumo van a hacerse oír con el árbitro, que básicamente no puede hacer nada al respecto. Sonego es un verdadero hombre, haz lo que quieras sin estar condicionado”.

Eulália Marcial

"Creador amigable con los hipsters. Gurú de la música. Estudiante orgulloso. Aficionado al tocino. Amante ávido de la web. Especialista en redes sociales. Gamer".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.