Armenia: Mariano Vergara, embajador-empresario

Foto A. Borde

De nuestro corresponsal especial, Antoine Bordier

Desde su altura de 1,90 m, es un gran hombre de Argentina. En las alturas de la capital, Ereván, donde se encuentra la embajada, junto a su equipo, despliega toda la diplomacia argentina en Armenia. Tenía una prioridad: desarrollar negocios entre los dos países hermanos. Llegado en febrero pasado, en un contexto difícil, tomó la iniciativa, el 30 de septiembre, de abrir la Cámara Argentina de Comercio. Retrato de un hombre, colorido, que ama la diplomacia tanto como los negocios, y el idioma de Molière.

En el número 32 de la Avenida Sayat-Nova de Ereván se encuentra la Embajada Argentina en Armenia. En su oficina ubicada en el segundo piso de un hermoso edificio escondido detrás de un árbol gigante, fuera de la vista, Mariano Vergara estaba allí, rodeado de sus colegas. Pequeña embajada. No tiene nada que ver con la Embajada de Francia y la Embajada de Italia ubicada cerca del ayuntamiento. Él simplemente aceptó, ofreciéndole un vaso de agua. Le pidió a su colega más cercano que se quedara para la entrevista. La oficina es espaciosa, pero bajo techo. No parece la oficina del embajador. Se mantiene simple. En la entrada te saludan dos banderas de Argentina y Armenia.

Embajador relájese. Este diplomático de carrera estudió francés en Argentina. Con su r rodante y su acento, el intercambio es casi como una canción. Entra una melodía. Con casi 51 años, su espontaneidad abre la posibilidad de hacer preguntas más personales y menos formales. Además, era un hombre libre y tranquilo, que se sentaba allí en su sofá de cuero negro. Es un amante de la naturaleza y los paisajes andinos, cuyas fotos están esparcidas por toda la embajada invitándote a viajar.

Previo a su nombramiento como Embajador en Ereván, fue Director Coordinador de la Comisión por Argentina en el Comité Intergubernamental de los Estados de la Cuenca del Plata. La CIC reúne a cinco países, incluidos Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay. Baste decir que estaba acostumbrado a los espacios abiertos. La Cuenca del Plata tiene una superficie equivalente a la India, que es de 3,2 millones de km2. Llegando a Armenia, en el pequeño país que llamo papel picado , el nuevo embajador no está fuera de lugar. Aquí en el sur del Cáucaso, vive en medio de las montañas. Le recordaban sus montañas de los Andes.

De Buenos Aires a Ereván, vía Bahía

Mariano Vergara completó todos sus estudios de derecho en la Universidad del Estado de Buenos Aires, UBA. ” Es el más grande de Argentina y uno de los más grandes de América Latina. Luego continuó sus estudios en política internacional y derecho constitucional en Madrid. A los 15 años ya sabía que quería ser diplomático. A los 24 años se hizo abogado e inició su carrera diplomática en el Ministerio de Relaciones Exteriores. Nacido en un país que se abrió a la vida democrática en 1983, aterrizó en Armenia el 7 de febrero, llegó a un país que era el ‘bebé de la democracia’. Desde entonces, su independencia en 1991 yrevolución de Terciopeloen 2018, Armenia acaba de aprender a dar sus primeros pasos en el camino hacia la democracia. Por eso, el nuevo embajador conoce bien los retos y dificultades del país. La experiencia es importante. Permaneció varias veces en Brasil, sobre todo en Bahía, donde fue cónsul y donde desarrolló su espíritu emprendedor. Le encanta la compañía, eso es seguro.

« Bahía está en un lugar mágico y extraordinario. Hay una gran población negra, procedente de África, y muchos franceses vienen allí de vacaciones. La cultura de empresa es muy fuerte allí. En Bahía, desarrolló específicamente sus talentos como negociador y visionario. Emprendedor de corazón, fundó allí la Cámara Argentina de Comercio entre 2014 y 2017. Desde entonces, unas cincuenta empresas argentinas han fundado y desarrollado proyectos comerciales e industriales, en alianza con empresas locales. Eso es lo que diferencia a Mariano Vergara de otros embajadores: cree que debe crear un puente entre la empresa y el país.

argentino en armenia

Al llegar a Armenia, el nuevo embajador tenía ambiciones reales: “ Potenciar las relaciones comerciales y culturales entre nuestros dos países. Soy muy consciente de que tenemos una historia común. Aunque nuestro país está lejos, a lo largo de la historia nos hemos acercado. Tenemos en Argentina, casi 150.000 armenios. Huyeron de los diversos pogromos del Imperio Otomano a finales del siglo XIX y principios del XX. Y luego está el clímax de 1915, el genocidio. Entre los armenios más famosos que huyeron y vivieron en Argentina, tenemos grandes empresarios, como Eduardo Eurnekian. Su grupo gestiona la concesión del aeropuerto de Zvarnots, aeropuerto de Yerevan. Incluso es el héroe nacional de Armenia. Nacido en 1932 en Buenos Aires, creó un grupo mediático. Luego invirtió en infraestructura aeroportuaria. El grupo tendrá cerca de 80 en todo el mundo.

Mientras tanto, Mariano Vergara ya ha comenzado a dejar su huella en suelo armenio. El 30 de septiembre inauguró la Cámara Argentina de Comercio en Armenia. Planea traer docenas de empresas este año. También quiere aumentar los intercambios entre los dos países mediante la organización de una misión económica. Quiere participar en el surgimiento de muchas start-ups y apoyar a los fondos de inversión argentinos. En el lugar, no estaba solo. Sabía que Argentina había invertido. En el sector agrícola, hay firmas finas, como el vino Karas, de la sobrina de Eduardo Eurnekian, Juliana Del Aguila.

Eduardo Eurnekian visita Ereván

Los empresarios llegaron a Ereván en persona para felicitar al nuevo embajador y anunciar las buenas noticias al reelegido primer ministro Nikol Pashinian. Era el 12 de julio. El Primer Ministro lo saludó con estas palabras: Estimado señor Eurnekian, bienvenido a Ereván. Estoy feliz de volver a verte. Tu visita siempre es importante, porque eres uno de los inversores más importantes de la República de Armenia, especialmente uno de los inversores más importantes de la diáspora. Por lo tanto, creo que su deseo de invertir determinará el estado de ánimo de los inversores en general. ».

El Sr. Eurnekian respondió: “ si continuamos para hacer una inversión importante. Próximamente ofreceremos una nueva cartera de inversiones en el campo del desarrollo aeroportuario. Mi primo Martin, quien se encarga de todo esto, pronto vendrá a Armenia para contactar a su contacto designado y discutir planes de inversión. Estamos muy satisfechos con los desarrollos en el sector del vino y la viticultura con los que podemos identificarnos. »

Potencial de servicio

Para el Embajador, lo más importante es el servicio que se debe desarrollar. Los dos países están separados por más de 14.000 km, la estrategia de alianza y el comercio de bienes y materias primas son irrelevantes. ” Queremos desarrollar el comercio de servicios entre nuestros dos países, en el sector agrícola, produciendo localmente y vendiendo productos en la región del Cáucaso. Analizamos los sectores bancario, médico y de nuevas tecnologías de la información. »

Mariano Vergara es el cuarto embajador argentino en Armenia. No sabía cuánto tiempo se quedaría. La Embajada abrió hace 10 años, en 2011. Amante de las montañas y los Andes, se vuelve hacia la pared de su oficina y señala las grandes fotos enmarcadas, cuyos colores naturales están en Impresionante. Sus hijos que asistían a la escuela en Italia vendrían a verlo durante la fiesta de Todos los Santos. Juntos irán a esquiar al famoso resort de Tsakhkadzor. ” El potencial turístico es enorme, concluyó. Era como si ya hubiera pensado en algún proyecto de construcción.

Reportaje elaborado por Antoine Bordier

Jacobo Briones

"Introvertido certificado. Fanático de Internet devoto. Alborotador sutilmente encantador. Pensador".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *