argentino En Chubut, la movilización masiva resultó en la derogación de la ley de grandes minas

El 15 de diciembre, la asamblea legislativa de la provincia de Chubut, en la Patagonia argentina, votó a favor de la llamada “ley de zonificación de la actividad minera”, que implica diversificar productivamente la provincia, a través de la apertura de la zonificación minera que resiste desde hace casi dos décadas. La ley permitirá la explotación de nuevos recursos como el estaño, la plata y el cobre en dos departamentos de la provincia.

Se aprobó a espaldas de la gente, en una sesión no anunciada para escapar de la ira de las organizaciones ambientalistas y grandes sectores de la población que se oponían firmemente al proyecto. De hecho, el gobierno de Chubut tuvo que cancelar y posponer la votación varias veces antes a causa de las protestas.

Evidentemente, un intento fallido. La respuesta popular a esta ley estalló el mismo día, con movilizaciones en varias zonas de la provincia, donde miles de manifestantes enfrentaron una brutal represión por parte de policías provinciales que fueron reprimidos con gases lacrimógenos y balas de goma. .

Huelga de trabajadores marítimos para defender el medio ambiente

Y desde el miércoles pasado la lucha contra la ley no ha dejado de escalar. El sábado 18 de diciembre, una conferencia de prensa reunió al sindicato portuario y marítimo, a la salud pública, al sindicato de maestros y jueces ya la asamblea ambiental. Los trabajadores marítimos anunciaron allí el inicio de un paro indefinido contra la zonificación minera.

En su nota de prensa, afirman que esta ley impacta “ negativo sobre nuestro principal recurso que es el agua, nos sumamos al reclamo y defensa del recurso más valioso que poseemos, exigiendo la derogación inmediata de la ley de zonificación minera ».

El hecho de que trabajadores de sectores estratégicos como el portuario, que junto a los petroleros constituían uno de los principales batallones del movimiento sindical provincial, se sumaran a la insurgencia juvenil, abrió la puerta a fuertes alianzas sociales, lo que explica en parte el triunfo de la movilización y Derrota del gobierno extractivista peronista de Chubut.

Una clara política extractivista para pagar la deuda externa

Todo esto ocurre en un contexto en el que los gobiernos nacionales intentan cerrar tratos con el Fondo Monetario Internacional y promover el extractivismo para usar los dólares generados para pagar la deuda externa.

Sobre esta cuestión, Myriam Bregman, representante nacional de Frente de Izquierda y Trabajo, intervino en la sesión de discusión del presupuesto 2022, cuestionó el acuerdo con el FMI, y las políticas de extractivismo y saqueo del gobierno: “ en Chubut oprimen, arrestan a la gente, la siguen hasta sus casas. Esto está sucediendo ahora porque el gobierno necesita dólares para pagar las deudas. No es casualidad, no es algo malo, es una política extractivista, una política de saqueo. Apoyamos al pueblo chubutense rebelde y decimos más: este pueblo que se levantó, este pueblo que también se levantó frente a la brutalidad policial, dan una señal de lo que pasará en este país cuando las consecuencias de las políticas exigidas por el Fondo Monetario comenzará a sentirse serio ».

La movilización victoriosa de los trabajadores y del pueblo que salió a las calles a defender el agua debe ser el motor de la lucha contra la austeridad y el saqueo que afecta a la provincia y al país entero. Es una victoria que subraya el potencial de los sindicatos obreros y populares en las calles, junto con los movimientos juveniles y ambientalistas, para enfrentar las políticas extractivistas impulsadas por los gobiernos nacionales para pagar la deuda y cumplir con los mandatos del FMI. .

Jacobo Briones

"Introvertido certificado. Fanático de Internet devoto. Alborotador sutilmente encantador. Pensador".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *