Argentina: Mons. Carrara (Cáritas), “la brecha social se ha ensanchado, esto no puede seguir pasando”

(Foto: Odsa-Uca)

“Hay 5.687 villas o barrios populares en nuestro país. Miles de familias con acceso muy limitado a los servicios básicos. Este es el núcleo duro de la pobreza. Son un barrio de trabajadores que tienen un deseo: tierra para tener una casa y un trabajo para mantener a sus familias. Tierra, vivienda y trabajo es el anhelo de todos los argentinos”. Así lo dijo ayer Mons. Gustavo Carrara, vicepresidente de Cáritas Argentina y enlace para la Pastoral “Villas de emergencia”, durante la presentación de la Colecta Nacional de Cáritas los días 11 y 12 de junio y el informe “Rayo X de la pobreza en Argentina, exhorta con urgencia a acortar la distancia! ”, a iniciativa de Cáritas Argentina y el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (Odsa-Uca). “En los últimos años – prosiguió Mons. Carrara – la brecha se ha ampliado y ha aumentado el número de pobres y desvalidos. es una desigualdad real en Argentina y no puede seguir ocurriendo, nuestro país no puede ser feliz si no se cierra la brecha”.
Luego, Agustín Salvia, director de Odsa-Uca, enfatizó: “Una parte importante de la sociedad no puede cumplir sus sueños y muchos no pueden ni siquiera satisfacer sus necesidades básicas. El problema de Argentina es que esta pobreza no es nueva: aún no hemos logrado encontrar una política de Estado coordinada capaz de responder a las necesidades laborales y de desarrollo humano de nuestra sociedad. Actualmente, 4 de cada 10 argentinos son pobres tanto en ingresos como en derechos sociales básicos como educación, salud, vivienda, hábitat; de estos, que son más severos, uno de cada 10 pasa hambre todos los días”. En ese sentido, el director del Observatorio resaltó: “Había un 60% de la población que fue pobre en algún momento de los últimos años, mientras que solo uno de cada 3 argentinos desconocía la pobreza. Necesitamos dar una respuesta estructural, políticas de desarrollo que aborden los problemas apremiantes de la gente, a través de la educación, la salud, el empleo y el empleo, así como políticas activas que aborden la pobreza estructural”.
Para Nicolás Meyer, director ejecutivo de Caritas Argentina, “la pobreza nos duele, afecta a muchos de nuestros hermanos y ahora es el momento no solo de reflexionar sino de actuar para cambiar esta realidad. El sistema actual genera pobreza y exclusión, pero al mismo tiempo hay una gran experiencia de trabajo y desarrollo. Necesitamos convertirnos en trabajos decentes que reduzcan la desigualdad social”.

Martín Baca

"Pionero del café. Analista. Friki de la música en general. Experto en tocino. Organizador devoto. Ninja incurable de Internet. Emprendedor".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.